Ortodoncia por segunda vez: todo lo que tienes que saber

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

¿Es posible llevar ortodoncia por segunda vez? Desde Clínicas W Odontología Slow queremos responder las dudas más frecuentes en este sentido. La ortodoncia es uno de los tratamientos más aplicados en la etapa de la adolescencia, si bien cada vez más adultos recurren a ella para mejorar su salud bucodental. En ocasiones es necesario iniciar un nuevo tratamiento, aunque eso no significa que el primero no fuera adecuado.

Ortodoncia por segunda vez: factores

Existen varios factores que pueden provocar la repetición de la ortodoncia por segunda vez:

  • Los dientes tienden a volver a su posición inicial. Es necesario acudir a las revisiones para que el ortodoncista compruebe que todo se encuentra de forma adecuada.
  • Enfermedad periodontal. La pérdida de estructura del hueso y de la encía provoca la movilidad de los dientes y su desplazamiento.
  • Mal uso de los retenedores. Tras el tratamiento de ortodoncia es necesario utilizar un retenedor para afianzar la nueva posición de los dientes y que sea duradera. No hacer uso de él o hacerlo de forma incorrecta aumenta la probabilidad de necesidad de un segundo tratamiento en el futuro.
  • La pérdida de piezas dentales o la erupción de muelas del juicio también pueden provocar movimiento en nuestros dientes por la alteración de la mordida.

Por todo esto, acude a tus revisiones periódicas en nuestras clínicas dentales de Odontología Slow para mejorar la salud bucodental de tu boca y te asesoraremos. Encuentra tu Clínica W más cercana.

Ortodoncia por segunda vez: la importancia de los retenedores

Un tratamiento de ortodoncia se compone de dos fases, y tan importante es la primera como segunda. La primera sería la del tratamiento activo con el sistema de ortodoncia elegido. El error por parte del paciente es pensar que una vez corregida la mala posición de los dientes ha finalizado el tratamiento. Por los motivos citados anteriormente, es fundamental colocar retenedores que garanticen la continuidad del resultado obtenido tras retirar el aparato. En esta segunda fase pasiva, visitar regularmente al dentista es la mejor manera de asegurar el éxito del tratamiento.

La tendencia natural de los dientes será la de regresar a su posición. De este modo, los retenedores impiden que una retracción pueda provocar llevar ortodoncia por segunda vez. Los retenedores más habituales son los fijos. Se fija unos alambres en la parte interna de los pacientes en caso de prever una inestabilidad intraarticular. Existe otro tipo de retenedores como los removibles, donde unas fundas transparentes deben emplearse como mínimo mientras duermes. No obstante, los ortodoncistas de nuestras clínicas dentales en España serán los encargados de estudiar tu caso particular. 

 

 

¡COMPÁRTELO!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¡COMPÁRTELO!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

También te puede interesar…

¿Empezamos el cambio de sonrisa?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Últimos post

¡Síguenos!

Tu nueva sonrisa comienza aquí

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Pide cita en tu Clínica W más cercana llamando sin coste al 900 40 30 40. ¿Prefieres que te llamemos nosotros? Déjanos tus datos y te llamaremos para estudiar tu caso.

¿Hablamos?

Rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo.

¡Deseando conocerte!

En breve te llamaremos para fijar tu próxima visita a la clínica.

¿todavía no nos sigues?

¡Recibido!

Revisaremos tu consulta y nos pondremos en contacto contigo.

¿todavía no nos sigues?