Por qué morderse las uñas daña los dientes (entre otras cosas)

Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Si quieres saber cuál es el significado de comerse las uñas o cómo controlar esa ansiedad para dejar de morderte las uñas, estás en el lugar indicado. La onicofagia es el hábito de morderse las uñas de forma compulsiva, asociado en muchas ocasiones a signos de ansiedad. Lo cierto es que existe mucha información escrita sobre esta temática, por lo que es probable que ya tengas algunas nociones de en qué afecta morderse las uñas.

Entre las principales consecuencias para la salud destacamos la deformación en los dedos, bacterias estomacales, hongos en las uñas y muchísimos más. A pesar de esto, el 30% de la población mundial lo sufre en su día a día, así que vamos a tratar de darte motivos suficientes para que logres evitar esta práctica.

Consecuencias de morderse las uñas en los niños

La práctica de la onicofagia es más común en niños que en adultos. A medida que pasan los años, el porcentaje de implicados disminuye sustancialmente. Sin embargo, no creas que se trata de un volumen marginal: el 45% de los jóvenes de 12 años se muerden las uñas.

Recapitulemos un poco para explicarte desde el principio. Uno de los peores momentos para empezar a morderse las uñas, desde el prisma odontológico, es durante la niñez. En esta etapa es cuando se están formando nuestros dientes, también el hueso que los sostiene, por lo que morderse las uñas diariamente podría derivar en patologías como la maloclusión, la cual tendría que solucionarse posteriormente mediante ortodoncia.

Otro aspecto que no podemos pasar por alto es, sin lugar a dudas, la incompatibilidad de realizar un tratamiento de ortodoncia mientras nos mordemos las uñas. Además de la pérdida de su eficacia, es muy probable que se produzcan alteraciones en su diseño, pudiendo producir problemas durante el tratamiento, así como heridas u otros. Eso sí, en el caso de la ortodoncia invisible resulta totalmente imposible.

Morderse las uñas daña los dientes

Con el paso del tiempo es muy probable que las uñas quiebren los bordes de nuestros dientes. El resultado sería una dentadura anterior quebradiza y desgastada, la cual solo podría solucionarse mediante una reconstrucción con composite, carillas, puentes o incluso prótesis. Debes tener en cuenta que esta manía provoca, con los años, una perdida de estructura dentaria original, y el esmalte no se regenera de forma natural.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es que las bacterias que se encuentran en nuestras manos pueden atacar tanto a los dientes como a las encías. En el peor de los casos, podría producirse una infección que derivara tanto la pérdida de piezas dentales con el retraimiento de las encías. Y todo esto, sin entrar en materia respecto a lo que podría pasarle a la flora de tu sistema digestivo…

Por último, a largo plazo también podrían darse problemas en la articulación temporomandibular o ATM. Esto se debe a que realizamos un desgaste irregular, como consecuencia del movimiento antinatural. Cabe decir que el desgaste en esta bisagra resulta especialmente molesto, por lo que debería paliarse mediante fármacos o cirugía.

En definitiva, morderse las uñas atenta fervientemente contra la salud bucodental. Antes de volver a hacerlo, piensa en los problemas que podría acarrearte. Y si se trata de un niño, cabe tener en cuenta que su origen está causado fundamental por la imitación y el estrés, así que no lo dejes pasar. El primero de ellos suele estar basado en un patrón de integración social, el cual puede prolongarse hasta convertirse en un acto reflejo. Por otro lado, podría ser una alternativa para canalizar el estrés, en cuyo caso necesitaremos abordar la problemática causante. En estos casos recomendamos la ayuda de profesionales de la psicología, quienes pueden resultar de gran ayuda.

Y si, lamentablemente, tus dientes ya sufren las consecuencias de morderse las uñas y quieres revisar tu salud bucodental, visita a tu dentista de confianza. Encuentra tu Clínica W más cercana y revisaremos el estado de tu boca.

¡COMPÁRTELO!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

¡COMPÁRTELO!

Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

También te puede interesar…

¿Empezamos el cambio de sonrisa?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Últimos post

¡Síguenos!

Tu nueva sonrisa comienza aquí

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Pide cita en tu Clínica W más cercana llamando sin coste al 900 40 30 40. ¿Prefieres que te llamemos nosotros? Déjanos tus datos y te llamaremos para estudiar tu caso.

¿Hablamos?

Rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo.

¡Deseando conocerte!

En breve te llamaremos para fijar tu próxima visita a la clínica.

¿todavía no nos sigues?

¡Recibido!

Revisaremos tu consulta y nos pondremos en contacto contigo.

¿todavía no nos sigues?