Mitos y verdades de respirar por la boca en tiempo de mascarillas

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Desde que hace un año el coronavirus fue declarado oficialmente como pandemia por la OMS, han sido muchas las afirmaciones que se han hecho en relación al uso o no de la mascarilla. ¿Respiramos nuestro propio CO2? ¿Produce hipoxia, un estado deficiente de oxígeno en sangre? Lo cierto es que según los expertos, estas afirmaciones son erróneas. Desde Clínicas W queremos aclarar algunas dudas generadas sobre si es malo o no respirar por la boca en tiempos de mascarillas.

¿Es malo respirar por la boca con mascarilla?

En primer lugar, señalan que las mascarillas no son estancas y dejan entrar aire por los laterales y la parte superior, por lo que se puede eliminar el dióxido de carbono con la entrada de oxígeno. Por otra parte, no existen estudios que avalen o demuestren que la mascarilla cause hipoxia o falta de oxígeno en el organismo. Según dicta el punto anterior, resulta falsa la afirmación de que el uso de la mascarilla pueda impedir la oxigenación pulmonar ya que los tejidos que se utilizan en su confección dejan pasar el gas y el oxígeno es precisamente un gas. Varios expertos en epidemiología y salud pública se han encargado de desmontar los falsos mitos que, desde hace un año circulan entre la sociedad.

¿Cómo dejar de respirar por la boca?

Sabemos que el uso de la mascarilla es obligatorio y de momento no se prevé un cambio al respecto. Pero, ¿qué podemos hacer nosotros como usuarios para que este nuevo hábito se haga más llevadero? Según un estudio de la Universidad de Stanford, solo tenemos que aprender a respirar mejor.

Es más, ¿sabías que respirar por la boca favorece la aparición de ronquidosapnea y contribuye al insomnio y al dolor de espalda? Respirar por la boca y no por la nariz es un factor decisivo en la aparición de problemas relacionados con nuestra salud bucodental: periodontitis, halitosis y, sobre todo, caries. Esta mala costumbre transforma nuestras vías respiratorias y, además, provoca que perdamos un 40% más de agua y favorece a un envejecimiento más temprano.

Sin embargo, el hecho de inhalar por la nariz fuerza que el aire pegue contra los tejidos blandos de la parte posterior de la garganta, lo que genera un ensanchamiento de las vías respiratorias y facilita la respiración. Del mismo modo, favorece la reducción de la presión arterial y prepara al cuerpo para una mejor digestión.

Consejos para respirar por la boca en tiempo de mascarillas

Saber cómo es la respiración perfecta es una de las grandes incógnitas. Según numerosas investigaciones, la clave está en respirar menos y mejor, haciendo inhalaciones de 5 segundos y medio y exhalaciones de la misma duración. El proceso de cambio en nuestra manera de respirar puede hacerse de varias maneras. El periodista James Nestor, en su libro Respira, recoge distintas técnicas, pero recomienda empezar por la más sencilla: alternar orificios nasales. Son conocidos sus vídeos sobre cómo aprender a respirar mejor y qué objetivos podemos conseguir con ello, como por ejemplo, facilitar la digestión o mejorar nuestra concentración.

De momento, y como todavía se contempla el uso de mascarilla durante un tiempo, os damos algunos consejos para mejorar nuestras sensaciones:

  • Utiliza varias mascarillas. Puedes utilizar diferentes mascarillas según el sitio al que vayas basándote en el riesgo que hay en cada lugar.
  • Cambia de mascarilla con la frecuencia recomendada.
  • Practica la respiración abdominal. De esta manera se consigue ralentizar la frecuencia respiratoria, como mencionábamos antes: respira menos y mejor.
  • La obligatoriedad de la mascarilla es algo que nos acompañará durante un tiempo hasta que la situación actual se estabilice. Pon en práctica estos consejos para detectar un mejor flujo de la respiración y para evitar posibles molestias en el bienestar de tu boca.

Desde Clínicas W te recordamos que es conveniente visitar a tu dentista de confianza al menos una vez al año para asegurarnos de que no existe ninguna patología y, en caso de existir alguna molestia, poder prevenir antes de que esté más avanzada.

¡COMPÁRTELO!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¡COMPÁRTELO!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

También te puede interesar…

¿Empezamos el cambio de sonrisa?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Últimos post

¡Síguenos!

Tu nueva sonrisa comienza aquí

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Pide cita en tu Clínica W más cercana llamando sin coste al 900 40 30 40. ¿Prefieres que te llamemos nosotros? Déjanos tus datos y te llamaremos para estudiar tu caso.

¿Hablamos?

Rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo.

¡Deseando conocerte!

En breve te llamaremos para fijar tu próxima visita a la clínica.

¿todavía no nos sigues?

¡Recibido!

Revisaremos tu consulta y nos pondremos en contacto contigo.

¿todavía no nos sigues?