El chocolate te hace feliz (pero no tanto como sonreír)

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Comer chocolate es uno de los mayores placeres de la vida. Si es tu caso, bienvenido o bienvenida a uno de los días más dulces del año. Desde hace más de dos décadas, cada 13 de septiembre se celebra el Día Internacional del Chocolate. La elección no fue casual. Los chocolateros franceses que promovieron esta festividad eligieron la fecha haciendo honor al día de nacimiento del escritor Roald Dahl, autor de Charlie y la Fábrica de Chocolate entre otras obras importantes. Y aprovechando esta conmemoración, qué mejor momento que este para hablar del placer que estimula el chocolate… y sonreír. Así que antes de haber despertado tu ansia de saborear una onza de chocolate, déjanos que te contemos por qué sonreír puede ser el mejor sustitutivo.

 

¿Comer chocolate es bueno para los dientes?

¿Quién no ha ido a escondidas a la nevera para disfrutar de una deliciosa onza? El chocolate no tiene buena fama. Este alimento rico en azúcar y con alta densidad calórica es lo primero que se tacha en las dietas para perder peso. Además, tradicionalmente se ha asociado a los alimentos peligrosos para la salud dental, pero lo cierto es que algunos estudios aseguran que comer chocolate puede ser incluso beneficioso para los dientes. El investigador Takashi Ooshima, de la Universidad de Osaka, afirmó que comer chocolate no tiene por qué provocar caries en los dientes. El estudio reveló que la caries se produce cuando la bacteria Streptococcus mutans facilita que los azúcares se conviertan en ácido, afectando así en las piezas dentales. Pero según el científico japonés, la semilla del cacao contiene un bactericida que ayuda a compensar los altos niveles de azúcar del chocolate. Incluso sugiere que podría ser utilizado como componente en la pasta dentífrica.

Por tanto, el peligro está en el azúcar y no en el cacao, que es beneficioso para los dientes. Así lo corrobora también el portal Science Focus, que da respuesta a por qué comer chocolate nos hace tan felices. Investigaron los compuestos del chocolate que inducen al placer y encontraron innumerables químicos naturales que provocan la liberación de neurotransmisores en el cerebro, encargados de nuestras emociones y sentimientos. Fundamentalmente destaca un compuesto llamado teobromina, que según varios estudios ayuda a prevenir la aparición de caries y reduce la sensibilidad dental.

 

Comer chocolate

 

Chocolate negro… y más sonrisas

Ahora que ya sabemos que comer chocolate puede ayudar a combatir la desmineralización, y por tanto la posibilidad de que el azúcar acabe dañando el esmalte dental, te diremos que debes consumirlo con moderación. Los estudios evidencian razones para confiar en las bondades del chocolate, pero no es razón suficiente para consumirlo en abundancia. Además, es conveniente que sea chocolate negro con un mínimo de 85% de cacao. Este presenta menos grasa y azúcares que otros tipos como el chocolate con leche.

Pero si hablamos de estados de ánimo, felicidad y placer, nada como sonreír. ¡Y también lo demuestran los estudios! Y no desde hace poco, precisamente. Charles Darwin, en el libro Origen de las Especies, ya aseguró hace más de un siglo que la sonrisa es un potenciador del bienestar. ¿Por qué? Nos ayuda a sentirnos mejor, a relacionarnos con mayor facilidad, porque la sonrisa, como comer chocolate, tiene una influencia directa positiva en el cerebro y nuestras emociones. Investigadores británicos revelaron hace algunos años que sonreír provoca el mismo nivel de estimulación cerebral que 2.000 barras de chocolate. Sí, has leído bien.

Y ahora sí. Te dejamos que disfrutes de una deliciosa onza para celebrar el Día Mundial del Chocolate. Pero no olvides que, comas o no chocolate, la sonrisa tiene aún mayor capacidad de producir placer en el cerebro. Así que… ¡No olvides mantener sana y bonita tu sonrisa! Y si quieres mejorar la estética de tu boca y tener la sonrisa que siempre has soñado, encuentra tu Clínica W más cercana y pide cita. La primera visita la dedicamos a conocerte, saber tus necesidades y ver cuál es la solución que mejor se adapta a ti.

¡COMPÁRTELO!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¡COMPÁRTELO!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

También te puede interesar…

¿Empezamos el cambio de sonrisa?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Últimos post

¡Síguenos!

Tu nueva sonrisa comienza aquí

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Pide cita en tu Clínica W más cercana llamando sin coste al 900 40 30 40. ¿Prefieres que te llamemos nosotros? Déjanos tus datos y te llamaremos para estudiar tu caso.

¿Hablamos?

Rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo.

¡Deseando conocerte!

En breve te llamaremos para fijar tu próxima visita a la clínica.

¿todavía no nos sigues?

¡Recibido!

Revisaremos tu consulta y nos pondremos en contacto contigo.

¿todavía no nos sigues?