El 46% de los españoles no acude al dentista si sufre sangrado de encías

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Los datos hablan por sí sólos y no es para tomárselo a broma. El 61 por ciento de los españoles reconoce haber tenido al menos un episodio de sangrado de encías durante el año 2017, y lo que es peor, tan sólo el 54 por ciento acudió a su dentista W de confianza en busca de una solución profesional. Son datos recogidos por el estudio internacional elaborado por GSK que evidencias el desconocimiento que tiene la sociedad española sobre el sangrado de encías. Que el 46 por ciento de los españoles no acuda al dentista ante un episodio de sangrado de encías revela la falta de información. Así, pone sobre la mesa la necesidad de incidir en las consecuencias que puede tener para la salud bucodental de las personas.

Sangrado de encías: causas

Las encías, si están sanas, no sangran. Ni siquiera en el supuesto de un cepillado demasiado enérgico de los dientes, por cierto creencia popular errónea. Dicho esto, una situación inversa significa una señal de alerta que conviene atajar cuanto antes acudiendo a tu clínica dental W. Si bien se trata de un problema común, no por ello habría que restarle importancia.

El sangrado de encías puede originarse por varias razones. Desde malos hábitos adquiridos en la higiene oral, hasta enfermedades bucales o gastrointestinales. En primer lugar es importante saber que el sangrado de encías se produce como consecuencia de una inflamación. Entre los factores que pueden provocar la inflamación de las encías cabe destacar la placa bacteriana como causa principal. ¿Y como se forma? A partir de los restos de alimentos que no han sido correctamente eliminados. Por lo general se localizan en zonas de difícil acceso como puede ser el espacio entre dientes. Es aquí donde las bacterias encuentran su hábitat ideal para multiplicarse y dañar nuestra salud bucodental. Otros factores que incrementan el sangrado de encías son: 

  • Una dieta inadecuada
  • Estrés
  • Cambios hormonales durante del embarazo
  • Déficit de vitamina K
  • Bruxismo
  • Tabaco y alcohol
  • La edad, ya que es un problema que aparece con mayor frecuencia conforme más mayor es una persona

Sangrado de encías: remedios

El cuidado de las encías es fundamental. Enfermedades periodontales como la periodontitis, en un estado agravado, no sólo afectan a la encía, sino que puede llegar a causar la pérdida de dientes. Además se trata de un problema oral silencioso. La Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) recuerda en más de una ocasión que no necesariamente tienen que presentar dolor o malestar. Por ello, ante el mínimo síntoma o alteración en sus encías conviene visitar a su dentista.

Para determinar el alcance de la gravedad del sangrado de encías es importante que un profesional examine tu boca. Si hablamos de un sangrado ocasional, en muchas ocasiones puede solucionarse con un enjuague bucal. Otro remedio primordial es seguir con el cepillado de los dientes. Frente a una inflación de las encías lo peor sería detener el cepillado de los dientes. Un cepillado suave sobre la zona afectada puede ayudar a reducir la inflamación y sangrado de encías.

¡COMPÁRTELO!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¡COMPÁRTELO!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

También te puede interesar…

¿Empezamos el cambio de sonrisa?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Últimos post

¡Síguenos!

Tu nueva sonrisa comienza aquí

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Pide cita en tu Clínica W más cercana llamando sin coste al 900 40 30 40. ¿Prefieres que te llamemos nosotros? Déjanos tus datos y te llamaremos para estudiar tu caso.

¿Hablamos?

Rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo.

¡Deseando conocerte!

En breve te llamaremos para fijar tu próxima visita a la clínica.

¿todavía no nos sigues?

¡Recibido!

Revisaremos tu consulta y nos pondremos en contacto contigo.

¿todavía no nos sigues?