Dolor de dientes al correr: el mal desconocido de los ‘runners’

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

El running está de moda. Muchas son las ciudades y pueblos que se han sumado a la práctica de este deporte con carreras que van desde el casco antiguo de las urbes hasta los caminos más encaramados de la montaña. Jóvenes y no tan jóvenes alimentan su depósito de energía gracias al running, actividad deportiva que genera beneficios para la salud que han quedado demostrado. Lo que probablemente no sea tan sabido son las consecuencias que puede tener en la salud bucodental. De hecho, si tienes dolor de dientes al correr, debes saber que tiene una explicación y no eres el único que lo sufre. Y no es, ni mucho menos, que correr daña tus dientes.

 

Cómo afecta el running a los dientes

Antes de profundizar en el asunto conviene aclarar algunos aspectos. El running o cualquier otra actividad deportiva en general es bueno para la salud y también para tus dientes. Según un estudio de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA), llevar una vida saludable —la alimentación es fundamental— y un aumento de práctica deportiva ayuda a reducir posibles patologías a nivel general. De lo contrario, descuidar la salud bucodental puede repercutir en el rendimiento deportivo e incluso causar graves problemas más allá de la boca. Dicho esto, correr no solo no es malo para los dientes sino que disminuye el riesgo de sufrir periodontitis, tal como indica el estudio de la SEPA. Eso sí, existen factores inherentes a la práctica deportiva que pueden afectan directamente a la boca. Hablamos de ciertas alteraciones que veremos a continuación y que requiere de tomar precauciones para evitar problemas en la salud bucodental.

Durante la práctica deportiva es habitual que el runner experimente sequedad en la boca fruto del cambio en la producción de saliva. En plena actividad, los deportistas aumentan su frecuencia cardiaca y la demanda de oxígeno, realizando mayores exhalaciones de aire, lo que provoca la disminución progresiva de saliva. Esto se traduce en una modificación del PH de la boca más ácido de lo normal como mecanismo de defensa para proteger los dientes. Es en este momento donde se puede producir un factor de riesgo que cabe tener en cuenta evitar.  Los dientes pierden la protección que aporta la saliva y puede producirse un problema bucodental como la caries. 

 

¿Por qué me duelen los dientes al correr?

Cualquier actividad física implica un cambio en la forma en la que el cuerpo responde de forma habitual y todas las personas no reaccionan de la misma manera. Por ejemplo, la tensión a la que se ve sometida el cuerpo se manifiesta, en algunos casos, en un problema mandibular. Algunas personas aprietan los dientes mientras corren, provocando un estado de tensión que puede conllevar problemas tras la práctica deportiva. Si crees que normalmente aprietas los dientes mientras corres, lo mejor será que visites a tu dentista de confianza para examinar si pudieras sufrir un problema articular. Encuentra tu Clínica W más cercana y pide cita para no poner en riesgo tu salud oral.

La sensibilidad al frío es otra de las posibles causas de dolor de dientes al correr. La respiración por la boca de forma continuada y más acelerada de lo normal hace que los dientes entren en contacto con aire frío. La sensibilidad dental puede deberse a diversos factores, entre ellos, las caries o una posible enfermedad periodontal. A su vez, estos problemas bucodentales pueden estar detrás del dolor de dientes al correr. Si notas una sensación pulsátil, como si de un latido se tratase, es posible que así sea. Se produce un mayor flujo de sangre en las encías por el aumento del ritmo cardiaco mientras haces running. Si todavía no has consultado a tu dentista sobre los problemas de sensibilidad dental pide cita ahora.

Cualquiera de estos problemas puede mermar las capacidades físicas del deportista. La falta de higiene bucodental es una razón para estimular la aparición de placa bacteriana. Si te sangran las encías con frecuencia es una señal de que algo no funciona bien en las encías. De hecho, la infección podría trasmitirse al resto del cuerpo por la sangre provocando daños en los tejidos como músculos y articulaciones. Así, no olvides que la boca puede estar detrás de una dolencia articular y/o muscular.

 

¿Cómo evitar el dolor de dientes al correr?

A continuación te recomendamos algunos consejos importantes para evitar un posible dolor de dientes al correr:

  • Una correcta hidratación es básica en todos los sentidos. El agua es el mejor aliado para recuperar fuerzas y evitar la sequedad en la boca. Por otro lado también están a la orden del día las bebidas isotónicas, los geles y las barritas energéticas. Si bien pueden ser necesarias, es importante que sepas que suelen tener gran cantidad de azúcar. Recuerda cepillarte los dientes al terminar de correr. 
  • Cuidar la salud bucodental también es esencial. Los runners suelen ingerir carbohidratos antes de las carreras, que pueden afectar a los dientes. Cargar el depósito de energía no está reñido con cepillarse los dientes antes de la carrera.
  • La intensidad del entrenamiento y el deseo de superar objetivos puede provocar estrés en algunos casos. Algunos corredores sufren cefaleas asociadas a contracturas musculares por apretar los dientes. Las férulas de descarga ayudan a descargar la tensión y protegen los dientes. Si es tu caso, no dudes en consultar a tu dentista de confianza.

¡COMPÁRTELO!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¡COMPÁRTELO!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

También te puede interesar…

¿Empezamos el cambio de sonrisa?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Últimos post

¡Síguenos!

Tu nueva sonrisa comienza aquí

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Pide cita en tu Clínica W más cercana llamando sin coste al 900 40 30 40. ¿Prefieres que te llamemos nosotros? Déjanos tus datos y te llamaremos para estudiar tu caso.

¿Hablamos?

Rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo.

¡Deseando conocerte!

En breve te llamaremos para fijar tu próxima visita a la clínica.

¿todavía no nos sigues?

¡Recibido!

Revisaremos tu consulta y nos pondremos en contacto contigo.

¿todavía no nos sigues?