¿Cuándo empezar con la ortodoncia?

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

La ortodoncia es un tratamiento muy habitual entre niños y adolescentes, aunque nunca es tarde para corregir la mala posición de los dientes. De hecho,  en los últimos años se ha popularizando también entre los adultos. La aparición de técnicas más modernas y menos aparatosas está motivando a personas mayores que valoran la importancia, no sólo de una sonrisa bonita, sino también saludable.

El objetivo más habitual de un tratamiento de ortodoncia radica en solucionar el apiñamiento dental. Sea cual sea el objetivo que se pretenda conseguir, antes de iniciar un tratamiento de ortodoncia será necesario realizar un estudio completo. Si lo deseas, puedes pedir cita previa ahora en tu Clínica W más cercana y estudiaremos tu caso con el fin de determinar el mejor tratamiento para ti. 

La Ortodoncia es la disciplina odontológica encargada del diagnóstico, prevención y tratamiento de la mala posición de los dientes y de su relación en los huesos maxilares. En esencia, pretende asegurar una correcta relación entre los dientes superiores y los inferiores, así como entre el maxilar superior y la mandíbula. Ahora bien, una de las preguntas más habituales en la sociedad es cuándo empezar con la ortodoncia. Conoce a continuación las técnicas más populares y el momento adecuado para comenzar un tratamiento de ortodoncia.

 

¿Cuándo empezar con la ortodoncia infantil?

La etapa infantil y la adolescencia es la más habitual para comenzar un tratamiento de ortodoncia por varias razones. Por un lado, existe mayor conciencia preventiva de aprovechar estas edades para guiar el crecimiento maxilar y potenciar la correcta funcionalidad de la boca. También es un período en que el recambio de la dentición no ha finalizado todavía y se pueden aprovechar los espacios existentes o crearlos con menor dificultad para facilitar la correcta colocación de los dientes en las arcadas. 

La indecisión de muchos padres es cuándo empezar con la ortodoncia infantil. Determinar una edad en aspectos relativos a la salud no siempre es posible, ya que viene definida en muchos casos por el tipo de problema y la gravedad. La etapa comprendida entre los 8 y los 16 años es un rango aproximado óptimo, ya que el crecimiento óseo todavía no ha finalizado. En cualquier caso, siempre dependerá de una visita a tu clínica dental de confianza para realizar un estudio concreto. Por otro lado, la Sociedad Española de Ortodoncia recomienda realizar una primera revisión con el ortodoncista al menos a los 6 años.

El momento idóneo dependerá de dos factores principales: el tipo de maloclusión a solucionar y la etapa de crecimiento óseo, que está ligada a la fase de erupción dentaria. Es decir, el momento en el que los dientes definitivos reemplazan progresivamente los dientes de leche. Tampoco hay que olvidarse de un tercer factor importante como la propia motivación del paciente. La colaboración de los niños se convierte en una parte activa del tratamiento.

 

¿Cuándo empezar con la ortodoncia para adultos?

La ortodoncia es una disciplina estrechamente relacionada con las demás áreas terapéuticas de la odontología. En muchas ocasiones se requiere una ortodoncia como parte de un tratamiento de estética dental, quirúrgico o de implantes dentales. 

Hace tiempo que la ortodoncia dejó de ser un tratamiento sólo para niños. La aparición de técnicas mínimamente invasivas y en consonancia con la estética de la persona hace que cada vez sea más demandado entre los adultos. Dicho esto, ¿los adultos tienen una edad ideal para comenzar un tratamiento de ortodoncia? Lo cierto es que nunca es tarde para alinear correctamente los dientes, pero cuanto antes mejor. Es decir, no existe una edad concreta sobre cuándo comenzar con la ortodoncia para adultos. Más bien hablamos de situaciones donde sea indicado por un profesional.

La viabilidad de un tratamiento de ortodoncia para personas mayores es muy alto, pero no siempre es posible. Por lo tanto, si estás pensando en corregir la posición de tus dientes acude a tu Clínica W para asesorarte. 

Ortodoncia por segunda vez

 

Tipos de ortodoncia

Principalmente podemos distinguir entre los siguientes tipos de ortodoncia:

  • Ortodoncia fija convencional

Es la técnica más conocida. Consiste en la colocación de unos brackets fijos en la cara externa del diente. Los más comunes son los metálicos, aunque hoy en día existen también brackets de porcelana (transparentes) para pacientes con necesidades estéticas. 

  • Ortodoncia fija lingual

Otro tipo de ortodoncia fija donde los brackets, a diferencia de la convencial, se colocan en la cara interna del diente. Es decir, por dentro de la boca, lo que permite ocultar el uso de un aparato de ortodoncia.

  • Ortodoncia invisible

El sistema más moderno y demandado entre los adultos. Consiste en unas férulas transparentes que resultan imperceptibles para los demás. No son fijas, de modo que el paciente debe retirarse las férulas en casos específicos como en las horas de comida. Ahora bien, es importante el uso continuado para asegurar su efectividad.

¡COMPÁRTELO!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¡COMPÁRTELO!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

También te puede interesar…

¿Empezamos el cambio de sonrisa?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Últimos post

¡Síguenos!

Tu nueva sonrisa comienza aquí

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Pide cita en tu Clínica W más cercana llamando sin coste al 900 40 30 40. ¿Prefieres que te llamemos nosotros? Déjanos tus datos y te llamaremos para estudiar tu caso.

¿Hablamos?

Rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo.

¡Deseando conocerte!

En breve te llamaremos para fijar tu próxima visita a la clínica.

¿todavía no nos sigues?

¡Recibido!

Revisaremos tu consulta y nos pondremos en contacto contigo.

¿todavía no nos sigues?