Alimentos buenos (y no tan buenos) para los dientes

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Dieta. Esa palabra que tanto se escucha, especialmente en meses como enero o septiembre, en los que los propósitos se amontonan, quedando en ocasiones solo en eso,  buenas intenciones. Una dieta sana y equilibrada es aquella que incluye los hábitos y alimentos apropiados en cantidad y variedad para favorecer un óptimo estado de salud. Las rutina alimenticias tienen un impacto directo en la prevención de enfermedades, también de la salud bucodental. Dicho esto, se puede recuperar la línea tras los excesos navideños o veraniegos cuidando a la vez tu sonrisa. A continuación no te hablaremos de los componentes para una dieta ideal, pero sí queremos que conozcas cuáles son los los alimentos buenos para los dientes, cuáles pueden dañar tu sonrisa y cómo puedes disfrutar de todos ellos si se hace con precaución.

 

¿Qué alimentos son buenos para los dientes?

Para mantener nuestros dientes sanos no olvides cuidar tu figura sin poner en riesgo la salud de tu boca. Para ello, te proponemos que tomes nota de estos alimentos buenos para los dientes y los incorpores en tu dieta diaria, siempre con la ayuda de un profesional en la materia.

  • Lácteos

Lácteos

La leche y otros lácteos como el queso y el yogur son bajos en ácidos y azúcares. Si a eso le sumamos que contienen calcio y proteínas, como la proteína láctea, que ayuda a proteger y mineralizar los dientes… debes incorporarlos entre tus alimentos habituales siempre que se pueda.

 

  • Frutas y hortalizas

Frutas y verduras

¡Qué sería de nuestra dieta mediterránea sin las frutas y hortalizas de nuestra huerta! Los profesionales aseguran que nuestro plato debe contener siempre estos alimentos, que aportan el agua y la fibra necesaria para compensar los azúcares, favoreciendo la producción de saliva y neutralizando los ácidos productores de caries. Dicho de otra manera, facilitan la ‘limpieza de los dientes’ y los protegen estimulando la salivación. La pera y el apio son dos ejemplos perfectos entre los alimentos más beneficiosos para los dientes.

 

  • Frutos secos

Frutos secos

Los frutos secos aportan grandes nutrientes de la dieta mediterránea. Son ricos en grasas saludables, fibra y vitaminas minerales. Diversos estudios han demostrado que reducen los niveles de colesterol, y además también son alimentos buenos para los dientes, como las almendras. ¡Ah! Y las semillas.

 

  • Vitamina C

Vitamina C

Además de los dientes es importante fortalecer las encías, algo que podemos conseguir mediante alimentos ricos en vitamina C. Por su parte, el esmalte dental también se protege mediante alimentos con alto contenido en vitamina C. El kiwi, por ejemplo, es una de las frutas más beneficiosas para cuidar los dientes.

 

  • Proteínas

Proteínas

El consumo de alimentos ricos en proteínas y fósforo nos ayudan a mantener la boca sana. La carne de res, las aves, los huevos o el pescado azul también son alimentos buenos para los dientes que debes tener en cuenta en tu dieta.

 

  • Agua

Agua

No contiene azúcares ni calorías y además facilita la limpieza de los restos de comida entre los dientes, ayudando a prevenir la sequedad en la boca y la caries. Una dieta saludable requiere del consumo de mucha agua.

 

Alimentos que pueden dañar los dientes

Seguramente ya conozcas algunos de los peores alimentos para los dientes. En ocasiones coinciden con aquellos que más nos llaman la atención entre horas, pero conviene tenerlos presentes para tratar de llevar una dieta sana y equilibrada. Los dulces como los caramelos, la bollería o los pasteles contienen alta cantidad de azúcares añadidos, por lo que conviene consumirlos con moderación.

Tampoco debes abusar de los zumos concentrados, los refrescos, los tés azucarados o las bebidas para deportistas. Por lo general, hablamos de bebidas muy acidas, que se consumen durante el entrenamiento o justo al finalizar, cuando nos sentimos deshidratados y los dientes están indefensos.

Entre las frutas conviene regular el consumo de las que son más ácidas, ya que provocan un descenso del pH de la saliva, abriendo paso a posibles problemas de erosión dental o incluso hipersensibilidad. Y por supuesto, el alcohol. A los efectos secundarios más conocidos debemos añadirle los que provoca en la boca, reduciendo la cantidad de saliva y nuestras defensas.

 

¿Cómo proteger nuestros dientes cuando los consumimos?

Una dieta sana y equilibrada no impide disfrutar de estos alimentos que no son tan buenos para nuestros dientes pero quizá sí para nuestro placer. Por ello, y siempre con moderación, podemos disfrutar de ellos aplicando algunos de los siguientes consejos para prevenir los posibles efectos nocivos en los dientes:

  • Recuerda no ingerirlos nunca solos y si puede ser combinados con agua, mejor que mejor.
  • No te cepilles los dientes inmediatamente después de haber ‘disfrutado’ de alguno de estos alimentos potencialmente desfavorables. Espera alrededor de unos 20 minutos para evitar que la fricción de los azúcares dañe nuestro esmalte dental.
  • Evita el consumo de estos alimentos o bebidas azucaradas después de lavarnos los dientes antes de dormir.

Ante cualquier molestia en tu boca o sensación fuera de lo normal, no dudes en ponerte en contacto con tu dentista de confianza de Clínicas W. Diagnosticar las dolencias a tiempo facilita en muchos casos el cuidado de nuestros dientes.

¡COMPÁRTELO!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¡COMPÁRTELO!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

También te puede interesar…

¿Empezamos el cambio de sonrisa?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Últimos post

¡Síguenos!

Tu nueva sonrisa comienza aquí

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Pide cita en tu Clínica W más cercana llamando sin coste al 900 40 30 40. ¿Prefieres que te llamemos nosotros? Déjanos tus datos y te llamaremos para estudiar tu caso.

¿Hablamos?

Rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo.

¡Deseando conocerte!

En breve te llamaremos para fijar tu próxima visita a la clínica.

¿todavía no nos sigues?

¡Recibido!

Revisaremos tu consulta y nos pondremos en contacto contigo.

¿todavía no nos sigues?