10 razones por las que es importante reponer los dientes perdidos (y a tiempo)

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

A lo largo de nuestra vida es posible sufrir la pérdida de una o más piezas dentales, especialmente si no llevamos los cuidados apropiados. No es una situación extraña, ya que los dientes también envejecen y requieren atención. Desde Clínicas W insistimos constantemente en la importancia que tienen las revisiones periódicas para detectar cualquier problema, pero hoy dejaremos temporalmente a un lado la prevención para hablar de la necesidad de reponer los dientes perdidos. Y a tiempo, antes de que sea demasiado tarde.

«Se me ha caído un diente, pero bueno, no me duele apenas y además no se ve». ¿Te resulta familiar esta afirmación?. Las personas que han vivido esta situación piensas, en muchos casos,  solo en un componente estético. Es innegable que el hecho de que un diente perdido sea más visible afecta a la estética dental, pero lo cierto es que puede tener más consecuencias de las que imaginas. A continuación veremos los efectos en cadena que puede tener, cómo reponer los dientes perdidos y, fundamentalmente, los beneficios.

 

Por qué reponer los dientes perdidos

Aunque las personas tengamos hasta 32 dientes y puedan parecer muchos, lo cierto es que los necesitamos y deberíamos procurar conservarlos durante toda la vida. Mantener perfecta nuestra dentadura nos aporta beneficios de salud y es además un factor importante en nuestra imagen estética. Prevenir la pérdida de dientes y reponer los dientes ausentes con prontitud supone siempre un ahorro a largo plazo para el paciente, y ayuda a evitar futuras complicaciones.

Las principales causas de ausencia dental son los traumatismos y las patologías bucodentales. Los traumatismos responden a cualquier lesión dental provocada por una acción mecánica, como pueda ser un golpe, o por alguna acción generada involuntariamente por el propio paciente como por ejemplo al rechinar los dientes, lo que puede debilitar un diente o incluso provocar su pérdida. Por su parte, las principales patologías bucodentales son la enfermedad periodontal y la caries.

Algunas enfermedades sistémicas y los malos hábitos de salud pueden también suponer una amenaza en nuestro objetivo de mantener todos nuestros dientes sanos y en su sitio. Es posible, incluso, que algunas personas nazcan sin algunos dientes, lo que se conoce como agenesia o ausencia dental congénita. Esto puede provocar también alteraciones en la erupción y colocación ideal de los dientes, así como en la estética de la sonrisa, por lo que es recomendable que sean detectadas en las revisiones realizadas en la clínica dental.

Beneficios reponer dientes perdidos

Cómo reponer los dientes perdidos

Los principales inconvenientes y problemas con los que nos podemos encontrar cuando perdemos un diente son:

  • Dificultad al hablar, al pronunciar y en la masticación.
  • Pérdida progresiva de hueso en la zona de la ausencia.
  • Movimiento de los dientes cercanos hacia la zona de la ausencia.
  • Empeoramiento estético de la sonrisa y del aspecto facial.

La amplia variedad de soluciones que ofrece la odontología actual permite a los dentistas realizar tratamientos individualizados ante cualquier necesidad que presenten. Actualmente, la solución más popular por la alta funcionalidad que ofrece y por la similitud que guarda con los dientes naturales es, sin duda, la implantología. Los implantes dentales son unas pequeñas piezas de titanio compatibles con nuestro organismo, que reproducen la función de la raíz de un diente y permiten la posterior colocación de una funda o corona dental. Si has sufrido la pérdida de un diente y quieres que estudiemos tu caso, ponte en contacto con tu dentista de confianza

 

Beneficios de reponer los dientes perdidos

Una vez hemos conocido las consecuencias de no reponer los dientes perdidos te damos las razones principales por las que es necesario reponer esas piezas ausentes:

  • Impedimos que los dientes se muevan para ocupar el espacio que había dejado el diente perdido.
  • Conseguimos que los dientes remanentes queden menos expuestos a caries o a enfermedad periodontal.
  • Frenamos la aparición de maloclusiones provocadas por el movimiento de los dientes.
  • Evitamos que el paciente mastique sólo o más por el lado que tiene más dientes.
  • Prevenimos la posible aparición de ruidos o dolores articulares.
  • Potenciamos y mantenemos la estética de la sonrisa.

En definitiva, ante cualquier anomalía que detectes en tu boca, no dudes en visitar tu Clínica W. Recuerda que la prevención es la menor manera de mantener una boca sana… ¡y sonreírle a la vida!

¡COMPÁRTELO!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¡COMPÁRTELO!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

También te puede interesar…

¿Empezamos el cambio de sonrisa?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Últimos post

¡Síguenos!

Tu nueva sonrisa comienza aquí

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Pide cita en tu Clínica W más cercana llamando sin coste al 900 40 30 40. ¿Prefieres que te llamemos nosotros? Déjanos tus datos y te llamaremos para estudiar tu caso.

¿Hablamos?

Rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo.

¡Deseando conocerte!

En breve te llamaremos para fijar tu próxima visita a la clínica.

¿todavía no nos sigues?

¡Recibido!

Revisaremos tu consulta y nos pondremos en contacto contigo.

¿todavía no nos sigues?